Diferenciando a un Gnomo de un Duende

0

  
Los Gnomos son unos seres que miden entre los 10cm y los 25cm de estatura. Son excelentes conocedores de los secretos de la naturaleza y son como su alma. Son seres tremendamente astutos. Además de su apariencia diminuta, otro de sus rasgos característicos es su gorro puntiagudo. Gorro que, por cierto, casi nunca se quita. Y tampoco podemos olvidar la larga barba de los Gnomos varones.
Al ser expertos conocedores de la naturaleza, se llevan bien con todos los elementos de la misma. Con todos salvo con una excepción: los trolls. Estas bestias persiguen constantemente a los gnomos. Y éstos, al no poder combatirlos por algo obvio como es la diferencia de tamaño y fuerza, se ven obligados a huir y esconderse en lugares seguros. A veces deben recurrir incluso a esconderse bajo de tierra. Su labor diaria es la de extraer minerales y piedras preciosas de las minas. Según la mitología, los gnomos son los guardianes de las minas de oro y plata del mundo. Pero no sólo trabajan en la extracción de las minas, sino que también podemos encontrar gnomos guardabosques, carpinteros o zapateros.


La vida de un Gnomo suele durar 400 años aproximadamente. Al fallecer por causas naturales, se crea un árbol en el lugar exacto de su muerte. Estos personajes están presentes en casi todas las culturas. No hay cultura en el mundo que no conozca un cuento en el que aparezca un gnomo.

Los Duendes
Los Duendes son seres diminutos que viven en los bosques, y a veces en las casas. Al igual que les ocurre a las hadas, adoran a la naturaleza. Por eso viven tan cerquita de ella, porque les encanta el contacto con ella y la libertad que ésta les ofrece. Por tanto, los duendes viven en medio del bosque, y sus casas son el interior de algún árbol o, incluso, el subsuelo de la tierra.

Tenemos que aclarar que no debemos confundir a los duendes con los gnomos ya que no son lo mismo. Ambos poseen un tamaño diminuto, es cierto. Pero al contrario que los gnomos, los duendes tienen poderes mágicos. Podemos encontrar duendes de diferentes tipos. Varían en el color. Y no sólo es una variación de apariencia, sino que también lo es de personalidad:

El primer tipo de duende que queremos presentar son los duendes negros, grises y azules. Estos duendes presentan un carácter muy travieso y algo “maligno”. Les encanta hacer maldades por todas partes y a todo el mundo. Como vemos, estos tres colores son colores “oscuros”. Por el contrario tenemos al otro tipo duendes.

Y sí, como has adivinado, se trata de duendes de colores claros. En este grupo encontramos a duendes blancos, verdes, amarillos o celestes. Éstos son excelentes compañeros. Son seres juguetones y divertidos. Y aunque también son traviesos, no encontramos maldad en sus actos. Aunque traviesos, son inocentes. Se les pide cuando tenemos problemas de cualquier índole y ellos ayudan a solucionarlo.

Lo que está más claro es que sean del grupo que sean, no es sencillo ver un duende. Los que pueden hacerlo con mayor facilidad son los niños, debido a su puro y noble corazón. Pero no por eso debes desanimarte. Aunque difícil, no es imposible verlos. Los duendes son seres mágicos y les encanta transmitir y enseñar su magia. No sólo los niños tienen un corazón puro y noble. Puede que tú también lo tengas. 

0 comentarios: