El poder de las piedras: AMATISTA y la transformación

1


La AMATISTA  nos aporta todo lo necesario para poder atravesar una tormenta y salir reforzados de esta experiencia. Nos ofrece fortaleza y desbloquea nuestra energía para enfrentar las situaciones adversas de la vida.

La Amatista es un cristal extremadamente poderoso y protector, con una elevada vibración espiritual. Es el cuarzo de la transformación. Tiene grandes poderes curativos y limpiadores, y potencia la conciencia espiritual, además de ser un tranquilizante natural. Esto la hace perfecta para poder catalizar nuestro estado espiritual. La Amatista equilibra las subidas y bajadas, favoreciendo el centramiento emocional.


A nivel Psicológico, facilita el proceso de toma de decisiones, aportando sentido común, y pone en práctica las decisiones y comprensiones. Aporta luz y comprensión en nuestra actividad cotidiana.

A nivel Mental, es extremadamente benéfica para la mente, relajándola o estimulándola, según resulte adecuado. Te ayuda a que te sientas menos disperso, más enfocado y en pleno control de tus facultades. Potencia la asimilación de nuevas ideas y conecta la causa con el efecto. Es de ayuda en casos de insomnio debido a una mente hiperactiva y protege de las pesadillas recurrentes. La Amatista potencia la memoria y mejora la motivación, haciéndote capaz de marcarte objetivos realistas. Puede ayudarte a recordar sueños y facilita el proceso de visualización.



A nivel Emocional, la Amatista equilibra las subidas y bajadas, favoreciendo el centramiento emocional. Disipa la furia, la ira, el miedo y la ansiedad. Alivia la tristeza y la pena, ayudando a integrar pérdidas, superar adicciones y bloqueos de todo tipo. Trabaja el sentimiento de culpa.


A nivel Espiritual, es uno de los cristales más espirituales, pues promueve el amor a lo divino, ofreciendo vislumbre de tu verdadera naturaleza y potenciando el desinterés y la sabiduría espiritual. Abre la intuición y refuerza los dones psíquicos. Esta piedra es excelente para meditar, ya que aleja tus pensamientos de lo mundano, orientándolos hacia una tranquilidad y comprensión más profunda.

Es uno de los pocos cuarzos femeninos, su energía yin se puede cargar a luz de la luna llena. Es un cristal que se puede llevar largos periodos de tiempo. Si queremos elevar la energía de un espacio de nuestra casa, podemos colocar una drusa o geoda de tamaño medio o grande, esto hará que la frecuencia energética del espacio se eleve de manera significativa, permitiendo transmutar cualquier energía negativa tanto del espacio como la de la personas que interactúen con él.

Dormir con una amatista facilita las experiencias de salida del cuerpo y genera sueños intuitivos. Transmuta las energías inferiores en frecuencias superiores de los reinos etéricos y espirituales.


A nivel Sutil, la Amatista equilibra y conecta los cuerpos físicos, emocional y mental, vinculándolos con lo espiritual. Limpia el Aura y transmuta la energía negativa, estimulando los chakras tercer ojo y corona. Aunque es una piedra sutil, es un potente protector del Aura.

A nivel de Sanación, la Amatista equilibra los hemisferios cerebrales. Ayuda a calmar la angustia, estrés, nerviosismo, depresión. Trabaja de manera excepcional contra la ansiedad. La amatista potencia la producción de hormonas, sintoniza el sistema endocrino y el metabolismo. Potencia los órganos de limpieza y eliminación, y el sistema inmunitario.

Excelente limpiador sanguíneo, alivia el dolor y las tensiones físicas, emocionales y psicológicas, y bloquea el estrés geopático. Alivia los dolores de cabeza y permite soltar tensiones. Esta piedra reduce los cardenales, heridas e hinchazones, y trata los desórdenes auditivos.

Sana las enfermedades pulmonares y del tracto respiratorio, las dolencias de la piel, los desórdenes celulares y el sistema digestivo. Es benéfica para los intestinos, pues regula la flora, elimina parásitos y favorece la reabsorción de agua. La Amatista trata el insomnio y aporta un sueño reparador. También se puede utilizar para tratar las adicciones, como al alcohol, ya que amatista significa “no embriagado”.

Este cristal palidece a la luz del Sol. La Amatista es una piedra de superación y renovación.

Extraido de Espejo Magnetico

1 comentario:

  1. Mi preferida!!!! enorabuena por tu blog, no sabia que la tenias, yo te seguia en facebook. Si quieres puedes visitar mi nuevo blog http://wiccavampirella.blogspot.fr/

    ResponderEliminar